Un momento por favor...

Sarkis - Restoran Armenio


 
Crítica Gourmet : Sarkis - Restoran Armenio -

 
Sarkis es un bodegón clásico con todo el cliché típico de estos espacios, la decoración sencilla, básica pero cálida, unos mozos de profesión, como quien dice, mozos de antes, los que dan un excelente servicio y a lo largo de la estadía, muy amablemente te saben guiar y aconsejar. Con una característica muy particular, se destaca por su cocina Armenia.
Es un restaurante famoso en su rubro, con buenos comentarios de sus comensales, con agradables descripciones de varias páginas que lo recomiendan y para confirmar su buena fama, además de estar absolutamente lleno a toda hora, siempre tiene largas filas de espera.

Este bodegón es ideal para ir en grupos, ya que las porciones de sus platos son abundantes, pensados para compartir, por lo general es un ambiente de grupos numerosos, de amigos o familiares, lo que hace un ambiente muy acogedor, casi como una reunión familiar de domingo.

Quisiéramos resaltar que es siempre una buena decisión, los precios son únicos, la comida es de buena calidad, los platos son generosos, el servicio es excelente empezando por la atención personalizada del mozo hasta la limpieza de los baños.
Concurrimos a deleitarnos con esta cocina cultural, nueva en nuestro repertorio, pero con la ignorancia de que era vital hacer una reserva tuvimos que esperar en las sillas de la entrada. Nos anotamos en la lista de espera que asombrosamente cumplió de manera puntillosa el horario que nos dijeron con lo que esperamos para ingresar, y si que vale la pena ese tiempo.
Al ingresar nos toco un mozo amable y servicial que nos acerco una carta donde especifica que ingredientes lleva cada plato, para quienes no están familiarizados con estos platos y no dudó con mucha paciencia en guiarnos en que pedir, sumado a que el lugar estaba repleto, nos hizo sentir como si fuéramos la única mesa, siempre atento.
Conocimos algunos platos típicos como el falafel, moussaka, hummus y taboule, los más destacados y recomendables shish-kebab y keppes, y de los favoritos Subereg, una torre crocante de masa philo y queso gratinado.
Como entrada pedimos, media porción de Keppe crudo (carne molida, bien magra), con trigo burgol, cebollita, verdeo y tomate, un plato emblemático. Tiene sabor mentolado, una textura como un queso crema pero granulado, las cebollas son crudas, crocantes pero sin picar, cabe aclarar que una porción alcanza para dos o tres personas. Una variación a este mismo plato es el Keppe crudo de Gueima, parecido al anterior pero remplaza la cebolla cruda por una combinación con carne molida, magra y cocida.

 
Crítica Gourmet : Sarkis - Restoran Armenio -
 
Crítica Gourmet : Sarkis - Restoran Armenio -
 
Crítica Gourmet : Sarkis - Restoran Armenio -
 
Crítica Gourmet : Sarkis - Restoran Armenio -
 

Como platos principales pedimos kafta de cordero completo : una brochette de carne picada de cordero y especias sobre un colchón de pan muy finito y crocante frotado con ajo, muchísimo yogur ácido y cebolla picada, fresca. Gracias a que la carne esta combinada con el yogurt se siente más suave y delicada.
El segundo plato falafel, medallones de garbanzos y especias fritas, acompañado por una salsa de yogur (semi acida) sobre un colchón de Sarawak ensalada de repollo y morrones rojos cocidos en vinagreta. La ensalada tiene un gusto parecido a comer pickles, tiene el sabor avinagrado justo.
De postre nos pedimos Baklava, un tipo pastel de masa de filo con una mezcla de nueces con un almíbar que lo cubre por completo, tiene mucho cuerpo y puede ser pesado, por esa razón el mozo nos recomendó acompañarlo con una bocha de helado. El segundo postre fue Mamul, consiste en una masa cuyo sabor a manteca se destaca y se rellena con una mezcla de nueces molidas , espolvoreadas con bastante azúcar impalpable, mas que un postre, es ideal para un café o un te, como masas finas secas.
La comida fue satisfactoria y abundante a un precio módico, nos sentimos agasajados con el cumplimiento de nuestras expectativas tanto gourmet como en la atención y nos gustaría subrayar y volver a enfatizar que todo lo descripto forma parte de una apuesta a la hora de comer que se lleva todos los aplausos. Como el mozo Fabián quien muy didácticamente nos acompaño y al dueño quien también es muy dedicado y servicial. La verdad es que nos fuimos felizmente con ganas de probar nuevos platos de este lugar, es por eso que lo recomendamos.

Datos útiles:

Dirección :  Thames 1101, Palermo > Sur-JB-Justo, C.A.B.A.

Teléfono :   4772-4911