Un momento por favor...

Repostería La Austriaca - Villa Gesell


 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -

 
A diferencia de muchas pastelerías que reciben influencia de diversas gastronomías, “Repostería La Austriaca” posee una impronta bien marcada. Con un objetivo definido, transmitir las tradiciones europeas, alemanas y austriacas, a través de sus platos dulces y salados. Clásico de Villa Gesell, con más de treinta años de historia, con materias de primera calidad, una ambientación típica y coherente con su propuesta, excelente atención y precios acorde a la oferta.

Un lugar ideal para quienes buscan una propuesta diferente o quieran salir de la pastelería tradicional de nuestro país. Pero no solo pastelería, Repostería La Austriaca nos ofrece abundantes platos para almorzar y cenar, cervezas y otras bebidas. Iniciamos la noche con un dip de queso crema y ciboulette, leber, grisines, pan de campo crocante gracias a su tostado, todos productos de excelente calidad. Como bebida optamos por una cerveza tirada de la casa.

Como plato principal, Gulash de ternera con Spätzle, compuesto de una carne tierna y sabrosa que se deshace en hebras, acompañada de salsa de tomate. En la otra mitad de la vasija, unos Ñoquicitos de masa de fideos, de textura similar a los ñoquis de papas, acompañados de salsa blanca, una crema ligera. Fusionando las dos salsas, conseguimos una salsa sutil y liviana. La porción es abundante.

 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 

De segundo plato, Chucrut con Weisswurst y mostaza de guillón. Salchicha blanca alemana, de cerdo, de sabor suave, condimentado estilo alemán. El Chucrut, para nada avinagrado, de un sabor limpio, donde destaca el sabor del repollo, acompañado por semillas de kummel y trozos de panceta salteada. Como dip aparte, mostaza de guillón, casera, muy perfumada, abre una puerta a la opción de agregar un poco más de “sazón” a este plato, que sinceramente no lo necesita. De guarnición, El Chucrut con Weisswurst, viene acompañado de una ensalada de papas y cebollas. Una típica receta austriaca, donde la proporción de papas y cebollas es la misma para estos dos ingredientes, sumando perejil fresco picado y tomates cherrys a modo de presentación.

Finalizando la feliz experiencia, degustamos un café Marianne a base de leche condensada, crema y canela. Esta infusión lleva el nombre por su creadora, Marianne Hübert, dueña de Repostería La Austriaca, quien además, es la encargada de la preparación del Soufflé de Queso con frutos del bosque. El café se encuentra perfumado por la canela, una base de leche condensada y una capa superior de crema, la infusión se presenta en tres colores, y una vez revuelta forman un cuerpo espeso, una infusión robusta y deliciosa.

 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 
Crítica Gourmet : Repostería La Austriaca - Villa Gesell -
 

El Soufflé de Queso, de cuerpo cremoso, acompañado de ralladuras de limón, aportando una textura interesante y resaltando su sabor. El Soufflé inicia con una base de bizcochuelo de chocolate aireado, queso y en la parte superior cuenta con un colchón de frutos rojos y gelatina. Es una porción generosa, pero ante tal delicatesen nadie se resiste.
También degustamos de un, como ellos lo llaman, Capuchino Argentino. A base de dulce de leche, café, crema y chocolate. Una base de dulce de leche, un excelente café y una capa de crema. Se presenta como una infusión a tres colores, que al revolver forman un cuerpo espeso, cremoso. Para acompañar este café, un magnifico Apple Strudel, realizado también por uno de los dueños de la casa, Fernando Holotiuk. Un Strudel asistido por una bocha de helado de crema, unas rodajas de manzana verde, crema chantillí y canela espolvoreada. El Strudel es de un sabor extraordinario, con una perfecta masa filo, dorada y una capa de almíbar. Un relleno que no escatima en productos, manzanas, grandes trozos de nuez y uvas pasas, formando una unión de sabores maravillosa en el paladar.

La austriaca es mucho más que un rinconcito de cosas ricas, más que platos exquisitos a base de recetas que pasan de generación en generación. Repostería La Austriaca es la puerta para escaparse de viaje a través de sus sabores, acompañados por la decoración y el ambiente. Para quienes vienen del viejo mundo, les recomendamos este lugar, donde estarán por un instante como en sus tierras. A todos los demás, los incitamos a participar de este ritual de aromas y gustillos, texturas e imágenes que invaden los sentidos, haciéndonos viajar por un momento.

Datos útiles:

Dirección :  Avenida 4 y 129 - Villa Gesell

Página :   www.facebook.com/reposteria.austriaca