Un momento por favor...

Bio - Solo Organico


 
Crítica Gourmet : Bio - Solo Organico -

 
Buscando nuevos rumbos Crítica Gourmet decidió salir de lo cotidiano y entrar en la frecuencia de consciencia alimentaria, en el auge de lo natural y de la filosofía de vida con respecto a la comida orgánica como cuidado del cuerpo y de nuestro entorno como lo es nuestra tierra y animales.
Decidimos ser participes de esta elección que hacen muchos en estos tiempos, compartiendo una variedad de platos sumamente innovadores para nuestros paladares como también de esta creencia y esta forma de vida que se traslada en muchos aspectos más que solo lo Gourmet.

Con ganas de incluir a nuestros lectores Vegetarianos, Veganos y Celíacos, fue que nos encontramos en Bio, el primer restaurante orgánico de Buenos Aires con una trayectoria de más de diez años que propone una interesante variedad a sus clientes.
En una casona antigua del mil novecientos retocada, con una ornamentación fiel a la promesa del lugar, con diferentes tonalidades de verdes, colores tierra en sus muebles, éste restaurante orgánico ofrece desde un menú variado de platos, pasando por un almacén de productos naturales a un servicio de catering y clases de cocinas para quienes se interesan en esta cocina con consciencia.
Con buenas referencias frecuentamos el lugar, nos acomodamos en una de las mesas de afuera ya que estaba bastante concurrido, un comentario al margen después de haber visto varios de estos lugares con esta política natural es que el recorrido del espacio es escaso, por lo general las mesas están bastante ensimismadas lo cual para algunos quizás general cierta incomodidad, pero vale rescatar que la experiencia es tan válida que si uno es bien atendido puede pasarlo por alto.
Nos acomodamos, pedimos el menú y lo observamos con mucho detenimiento ya que era bastante original, estábamos ante una novedad de combinaciones en sabores poco populares y reconocemos que para quienes no acostumbramos a esta particular cocina, con una cultura tan marcada de comidas tradicionales o hasta a veces rápidas, al leerla parece un poco compleja la decisión de que escoger, todo por descubrir, renovador para toda apreciación.

 
Crítica Gourmet : Bio - Solo Organico -
 
Crítica Gourmet : Bio - Solo Organico -
 
Crítica Gourmet : Bio - Solo Organico -
 
Crítica Gourmet : Bio - Solo Organico -
 

Mientras hacíamos el pedido nos agasajaron como lo hacen con todos los clientes, con una entrada muy particular, rodajas de pan de campo negro con un pate de girasol para acompañar, una pasta suave y agradable a la boca, con unos shot de jugo de limón con jengibre, muy equilibrado en sus ingredientes al principio y luego la sensación poco perceptible del picante característico del jengibre para finalizar.
Pedimos para beber un jugo de “vitamina primavera de frambuesa, maca, semillas de lino y copos de avena”, ´éste jugo es intenso, tiene mucho cuerpo, color y olor, se distingue la textura de la avena la cual se destaca en la boca. Al ser un poco espeso, es recomendable acompañarlo con una comida ligera para no sentirse demasiado satisfecho. La segunda bebida como contraste de la primera fue “limonada”, infusión natural también equilibrada con la menta, estos ingredientes se fusionaban a la perfección dando una efecto refrescante, natural y liviano.
Como entrada pedimos unas brusquetas de champignones salteados en pan de campo, la temperatura era cálida, no es algo muy pretencioso sino el comienzo para la degustación de los platos a continuación.
Ordenamos “pasta de harina integral con tomates frescos, rúcula y queso parmesano”, como opcional trae berenjenas, tomates frescos y zucchinis, vale aclarar que para nuestros amigos veganos lo del queso es absolutamente optativo. Sin el agregado del opcional de las verduras, el plato trajo unos fideos integrales al dente, caseros con todo lo descrito al principio y un rocío de aceite de oliva que hacia una combinación exquisita. Es un plato equitativo con sus sabores justos y combinados de tal forma que es sencillo, una comida humilde, no obstante con perfección.
El segundo plato, “cazuela de lentejas al estilo Thai, con vegetales de estación y leche de coco” fue el plato pretencioso de la noche y el más curioso para nuestros paladares y estómagos, cabe acotar que fue un abordaje cultural para quienes disfrutamos del típico plato de lentejas carnívoro y que el abordaje del mismo fue una osadía. Llegado el plato pudimos disfrutarlo tanto como el guiso acostumbrado y adaptarnos sin tapujos a estos nuevos ingredientes y condimentos, es absolutamente liviano a diferencia del tradicional, la leche de coco le da suavidad, nos pareció sabroso en el literal sentido del gusto y destacamos el remplazo de panceta, carne y chorizo colorado por los champignones como una sabia decisión ya que aporta textura que uno espera en este plato, el secreto descubierto para acentuar, tenia ralladuras de limón que eran un espectáculo.
Muy complacidos con nuestras expectativas superadas nos llevamos una imagen cálida del lugar, un espacio para relajarse, desenchufarse, efectivamente conectar con los sentidos y disfrutar de este orgánico Gourmet en BIO.

Datos útiles:

Dirección :  Humboldt 2192, 1425 Buenos Aires

Teléfono :   011 4774-3880

Página :   http://www.biorestaurant.com.ar

E-Mail :   Info@biorestaurant.com.ar