Un momento por favor...

El Viejo Hobbit


 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -

 
Ya sea una tarde fría de invierno, o una noche cálida de verano, Villa Gesell ofrece una gastronomía más que interesante y suma propuestas temáticas como una constante de su cultura culinaria. Si existe un exponente emblemático, tanto por su gastronomía, como por su ambientación, y una temática al pie de la letra, estamos hablando de El Viejo Hobbit.
Un emprendimiento familiar que nació en el año 1996, inicialmente con la venta de Quesos artesanales. Al año ya contaban con una oferta gastronómica de Tablas de Quesos y Fiambres, Fondues, y por las tardes Te y variedad de Tortas.

A mediados del 2002, con todo lo que implicó la crisis argentina que estallo en el 2001, el espíritu emprendedor de Geraldine y Juan Pablo, dueños de El Viejo Hobbit, los impulsó a la fabricación de Cerveza Artesanal, sumando así otro ingrediente más a su propuesta. Hablar hoy de un bar temático sobre hobbits (post trilogía cinematográfica), o de una propuesta de cerveza artesanal (post auge de emprendimientos independientes de cervezas en BsAs) no sorprende, pero estamos hablando de El Viejo Hobbit y sus 20 años de trayectoria. Si bien El Viejo Hobbit posee una historia que conocemos y disfrutamos de su propuesta hace años, siendo una cita obligada cada vez que estamos por la costa, nos interesa su presente. En contra de la constante de muchos restoranes y bares, que el tiempo los va desgastando, esta propuesta temática se supera año a año, no solo manteniendo la calidad de sus productos y el servicio, si no, agregando nuevas ofertas gastronómicas y renovando la carta constantemente.

 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 

Dentro de un ambiente que te transporta, sin interesar si sos fanático o no de Tolkien. Sus ornamentos, sus aberturas circulares, el gran portal en madera, la música celta, los camareros y sus camisas acordonadas estilo Medioevo y la madera que abunda en cada detalle, detiene el tiempo y te aísla de la actualidad. Por un momento te transportás a la tierra media y disfrutás de su propuesta. Siendo un lugar muy concurrido, es necesario reservar con anticipación, pues así lo hicimos. Esto elimina el factor de espera, lo cual agrada de sobre manera.

Iniciamos nuestra velada con dos pintas de cerveza artesanal de la casa. Una Pinta de Red Pale, de sabor definido, color rojizo casi translúcido, y una Pinta de cerveza verde, en conmemoración a St. Patrick's Days, de sabor suave y cuerpo típico de una cerveza rubia. Si bien El Viejo Hobbit hoy cuenta con una variedad de platos más que interesantes, los cuales, iremos degustando en cada regreso a la costa argentina, esta vez compartimos con ustedes una de sus clásicas propuestas, la Fondeu Ron Ploeg. Una fondeu a base de queso gouda y fontina fundidos, con el añadido de vino blanco seco, una combinación precisa que no deja lugar a ningún tipo de crítica, excelente combinación. Acompañan una variedad de cazuelas mas que abundantes, pan dorado a la manteca, salchichas, dados de jamón cocido, lomito de cerdo ahumado, panceta y pollo especiado. Esta variedad de ingredientes ofrece un mundo de combinaciones para embeber en la fondeu. Todos productos muy nobles, y en el caso del pollo especiado, se nota el trabajo previo en la cocción y sazonado del mismo. El Viejo Hobbit cuenta con una variedad de fondeu para los diferentes gustos de los comensales, ya sea por la cantidad de invitados o por el tipo de productos que acompañan, solo salados, o combinación de agridulces. En este caso fuimos dos y la Fondeu Ron Ploeg fue más que abundante para nosotros.

 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 

En nuestro segundo pedido de cervezas, optamos por unas Pintas de Red Ale, cerveza rojiza, aromática, de alta fermentación, de cuerpo y sabor muy marcado. De postre, siguiendo la línea de los clásicos de la casa, nos inclinamos por la Fondeu de chocolate La Comarca. Acompañada de frutas de estación como frutillas y banana, frutas en conserva como ananá, durazno y cerezas. Como detalle, una cazuela de obleas, que combinada con cualquier de las frutas y el chocolate, juega con las texturas de la propuesta, una acertada elección que tuvieron Geraldine y Juan Pablo al momento de definir los ingredientes de esta propuesta.

 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 
Crítica Gourmet : El Viejo Hobbit -
 

El Viejo Hobbit cuenta con una variedad de Tablas de Quesos y Fiambres, como así también platos propios de la casa, que en visitas próximas iremos compartiendo con ustedes. Esta vuelta optamos por las Fodeus por una clara razón, es un plato que genera lazos. El hecho de compartir una mesa entre dos o más es una invitación al dialogo, a compartir buenos momentos, pero indefectiblemente cada uno se focaliza en su plato. Una Fondeu invita a interactuar con los demás, compartir la experiencia, sugerir combinaciones entre los ingredientes al resto de los comensales. Una Fondeu es certeza de un momento grato, un momento de fiesta con amigos, pareja o familia, y esto es representativo de El Viejo Hobbit. Un lugar que te transporta, te desconecta de lo cotidiano, y te invita a disfrutar de la algarabía de las tabernas de la tierra media. Eso se siente en el ambiente, gracias a todo el personal que trabaja en esta propuesta. Ya sea el amor que se dedica en la cocina, como la hospitalidad de los camareros y los dueños siempre dispuestos a compartir su alegría con cada uno que se deje llevar por esta historia.

Sin duda volveremos por más delicias y propuestas, e invitamos a todos los amantes de los buenos momentos a disfrutar de unas horas inolvidables dentro de El Viejo Hobbit.

Datos útiles:

Dirección :  Av 8 Nro 1165 entre Paseo 111 y 112 Villa Gesell

Teléfono :   02255 46-5851